VOLANDO CON QATAR AIRWAYS: NUESTRA EXPERIENCIA

untitled

“Un viaje de miles de kilómetros empieza con un pequeño paso”. Lao Tse 

Es la primera vez que volábamos con Qatar Airways y estábamos expectantes. ¡Por fin comenzaban nuestras deseadas vacaciones!. Acabamos de celebrar el octavo cumpleaños de nuestro hijo, y con tan sólo un día disponible para los preparativos y hacer las maletas, empezábamos nuestra aventura por tierras malayas e indonesias.

Pillamos una oferta genial hace unos meses con QATAR AIRWAYS desde Madrid donde vivimos, vía Doha, para volar a final de junio con esa compañía de bandera. Nos esperaban 17 horas de viaje, que esperamos esta compañía aérea las hiciera confortables. Nuestro destino sería unos de los denominados tigres asiáticos: la ciudad de Kuala Lumpur. Esperábamos disfrutar durante dos días y medio de esta cosmopolita ciudad de contrastes, donde la tecnología se mezcla con sus tradiciones  de origen milenario.

images7EB7M9S2 Como los europeos que en el siglo XIII se aventuraban por la Ruta de la Seda, son muchos los viajeros europeos que utilizan esta ruta para viajar a Asia.

Qatar Airways es una compañía de bandera y eso se demuestra en la calidad de sus vuelos, el nivel de sus aviones (de vida media no tienen más de cuatro años), la oferta de ocio en los vuelos (pantallas individuales táctiles con todo tipo de películas en distintos idiomas, últimos estrenos, series de moda, juegos interactivos, radio, listas de música) y el trato cercano de la tripulación a los pasajeros.

Con sus trajes elegantes de color burdeos, estas mujeres y hombres parecen conformar una especie de ejército que funciona con precisión para que todo sea perfecto. Los largos vuelos se hacen con esta compañía más cómodos y confortables: Menú a la carta, menú para niños, pack de juegos de Bob Esponja para los niños, información detallada del trayecto aéreo y kit de vuelo y aseo que incluye hasta cepillo de dientes.

Qatar-airways

El trayecto hasta Doha, donde hacemos escala, pasa en un suspiro. La escala en la capital de Qatar nos resulta también fácil y rápida. Todo en el aeropuerto está pensado para los pasajeros de esta aerolínea.

El moderno aeropuerto de Doha, de reciente construcción, cumple a la perfección la función de conectar Occidente con el Medio, y el Lejano Oriente. El nuevo Aeropuerto Internacional Hamad está planeado con enfoque “de una experiencia de viaje 5 estrellas”: Ha tardado más de diez años en construirse, tiene un área de más de 29 kms cuadrados, y una capacidad anual para recibir hasta 50 millones de pasajeros.

Aeropuerto-Doha

Situado en el centro del Golfo Pérsico, es una puerta que se abre a la cultura árabe. La vista del avión al descender permite observar la ciudad en desarrollo: la apabullante potencia de la industria de la construcción y la arquitectura de vanguardia se mezclan al unísono con la arquitectura tradicional islámica.

Leí en algún lugar que el país prácticamente es pertenencia de una sola familia: los Al Thani, la familia gobernante que cuidan celosamente este nuevo rico y próspero país. Qatar Son las 7 de la tarde y afuera la temperatura llega a los 45 grados ( sí , has leído bien: ¡45 grados!).

Descendemos del avión a plena pista para tomar un autobús que nos llevará a la terminal de tránsito. Son sólo unos segundos, pero apenas se puede respirar…. El aeropuerto está situado en pleno desierto del Golfo Pérsico, en terrenos ganados al desierto. Bajamos del autobús, el trayecto tan sólo dura unos minutos, y poco a poco nos vamos adentrando en las escenas cotidianas del aeropuerto catarí.

Mamá ¿por qué van vestidos de Ninjas?……. ¡Es lo primero que me pregunta mi hijo!… Entre carcajadas y asombro ante la ingenua pregunta, intento darle una explicación coherente, y es que en estas tierras eso de enseñar las carnes no está muy bien visto …. 😉

Qatar-aiways

En el aeropuerto el choque occidente-oriente es brutal, pero desde la mirada curiosa e inocente de un niño todo fluye con naturalidad. Es nuestro primer contacto con las mujeres cataríes y los burkas o velos integrales. Hay decenas de ellos. Impresiona ver grupos de amigas juntas con este atuendo y, personalmente, las imágenes me provocan diversas emociones encontradas.

burka.

Un poquito de humor…

Las tiendas de lujo se funden con restaurantes del más alto nivel y zonas de relax y esparcimiento. Los turistas y empresarios se mezclan con la población local: ellos con sus largos faldones blancos y turbantes en la cabeza, el traje tradicional formal para ellos, inmaculadamente blanco y planchado; y ellas, siempre de negro riguroso, con la cabeza y el cuerpo cubiertos de mil maneras diferentes. Llevan las cejas depiladas y dibujadas, algunas van incluso tatuadas, otras con los labios perfilados con la más exquisita precisión, otras con guantes negros hasta el codo para no enseñar ni un ápice de carne, y como rasgo común, todos y todas lucen con orgullo sus joyas y medallones de oro.

Todas estas escenas cotidianas del aeropuerto de Hamad son observadas por Teddy bear, el oso gigante amarillo del aeropuerto. Creado por Urs Fischer, el famoso artista suizo ubicado en Nueva York, en pocos tiempo ha hecho de este muñeco un icono del aeropuerto y de la propia ciudad de Doha.

bear-Qatar-airport

Hasta hace apenas cuarenta años Catar sobrevivía gracias a los dátiles y las perlas, a la sombra de su próspera vecina Arabia Saudí. Pero su economía se ha desbocado gracias a los yacimientos de gas de alta calidad y al descubrimiento de los yacimientos de petróleo, lo que ha permitido el milagro de desarrollo meteórico de esta ciudad del Golfo pérsico.

oro

Una de las tiendas de venta de oro en el aeropuerto catarí

Los transferes en el aeropuerto de Qatar se indican con tarjetas de colores, cada tarjeta va asociada a una terminal y a un autobús que te lleva a esa terminal de embarque. Por lo general, el embarque a destinos asiáticos se clasifica con tarjetas de color amarillo, o amarillo y naranja. Debemos coger un tren interno para enlazar con nuestra conexión a Kuala Lumpur.

Pasamos el control de inmigración muy rápido. Tenemos hora y media en el aeropuerto y nos da tiempo a tomar un café. El café es caro y no demasiado bueno. Un apunte: Hay Wi-Fi libre y de alta velocidad en todo el aeropuerto, así que la espera se hace más amena. Una hora antes de la salida del vuelo anuncian el embarque, así da gusto. Así que entre que subimos al avión, nos acoplamos, y mientras las azafatas realizan los ejercicios de seguridad aérea, salimos con precisión británica a Kuala Lumpur, una de las principales puertas de entrada al Sudeste asiático junto con Bangkok, la capital tailandesa. Tenemos por delante unas siete horas y media de trayecto nocturno hasta llegar a la capital de Malasia.  Llevamos apenas hora y media de vuelo y ya nos sirven la cena, ya es de noche, vamos sumando horas….  La cena consiste en varios platos a elegir a la carta todos cocinados según anuncian en las pantallas individuales ”siguiendo los principios islámicos” … eso sí, ¡ todos picantísimos……!,  Pedimos unas cervecitas para rebajar el tema, y se van expresamente a buscarlas para nosotros.

Para el niño, menú infantil servido en una maletita con el dibujo de Bob Esponja que contiene salchicha de pollo acompañado de verduritas y caritas sonrientes de patata, fruta troceada, yogurt y zumo, servido un rato antes que a los adultos, todo un detalle de la tripulación hacia los niños.

cena-Qatar

La mayoría de los viajeros que viajan en el vuelo son musulmanes, y se delatan rápidamente, ya que devoran la cena en un plis-plas, y es que estamos en pleno Ramadán y aparte de cumplir con las obligaciones de rezar cinco veces al día, esta gente tiene que estar en ayuno todo el día hasta el anochecer.

Tras una noche interminable (cada día me cuesta más dormir en los aviones), encendieron las luces del avión, nos dieron de desayunar,  y nos anunciaron que en breves minutos aterrizábamos en el moderno aeropuerto de Kuala Lumpur: Habíamos llegado a Malasia y nos esperaba un día lleno de emociones por delante…

En resumen, la experiencia de volar con Qatar Airways fue excelente, el trato de la tripulación, especialmente hacia los niños, sobresaliente. Las comidas atractivas, y el entretenimiento a bordo variado y flexible. A destacar: la comodidad de los aviones (asientos bastante reclinables y con espacio), el diseño aerodinámico en el interior de las cabinas, y el confort en los vuelos de largo recorrido.