ATARDECER EN EL VOLCÁN BROMO: BROMO SIN MULTITUDES

atardecer-en-el-volcán-Bromo

untitled

“Si no escalas la montaña, jamás podrás disfrutar el paisaje”. 

(Pablo Neruda).

ATARDECER EN EL VOLCÁN BROMO

ATARDECER EN EL VOLCÁN BROMO: El Volcán Bromo es una parada obligatoria en la isla de Java. Al este de Java, sobre la caldera de arena más grande del mundo, se encuentra activo volcán Bromo, que forma parte del cinturón de fuego que se extiende hasta el Pacífico, con una altitud de 2.392 metros.

Normalmente decenas de visitantes acuden para ver la salida de sol, nosotros hicimos lo contrario, preferimos ver el atardecer en el volcán Bromo, y disfrutamos del espectáculo en solitario. Si quieres evitar las multitudes que se concentran para ver el amanecer, no duces en ir contracorriente. El atardecer en el volcán Bromo es un es un espectáculo mágico, del que se puede disfrutar sin multitudes. 

volcán

  • EL PARQUE NACIONAL BROMO TENGGER SEMERU

Al sur, y como una torre de vigía, se alza el volcán Semeru, el más alto de la isla. El cono humeante del Bromo se levanta sobre un mar de ceniza, bordeado por precipicios altísimos coronados por el majestuoso Gunung Semeru, un gigante de 3.676 metros creando un paisaje imponente y misterioso.

Situado dentro del Parque Nacional de Bromo Tengger Semeru, el Monte Bromo forma parte de la Caldera Tengger, de 16 kilómetros de diámetro, que junto con el volcán Semeru, compone un paisaje lunar digno de la mejor película de ciencia ficción. Su nombre viene de la derivación javanesa de la palabra Brahma, el dios creador según los hindúes. El  cráter del volcán Bromo es una especie de Ngorongoro en Asia….

Volcán-Bromo

El volcán Bromo forma parte de la cordillera Tengger, una especie de Tierra de Mordor, llena de sombras, cuyo cráter tiene un origen en una preciosa leyenda, que según cuenta, fue cavado con la mitad de una cascara de coco por un ogro gigante enamorado de una bella princesa llamada Roro Anteng.

  • EL MITO DEL GIGANTE Y EL VOLCÁN BROMO

Cuenta la leyenda que un gigante ogro debía terminar un arduo trabajo encomendado en una sola noche, y que consistía en cavar un lago en la boca del volcán antes del amanecer, para poder casarse con la princesa. Cuando el padre de la princesa ve que el gigante va a acabarlo a tiempo, pide a sus súbditos que le boicoteen. Estos engañan a un gallo, colocándole una tela encendida delante de sus ojos, y el animal, creyendo que era de día, se puso a cantar. El gigante se queda solo, sin los genios que le están ayudando en su trabajo, y se da por rendido ya que piensa que ya comienza el amanecer de un nuevo día. Abandona su tarea y tira la cáscara de coco, que se convierte en el Monte Batok (El monte de la Cáscara de Coco), situado al lado del volcán Bromo. El lugar cavado por el gigante es ahora el mar de arena. El final feliz viene con el casamiento de la princesa, con uno de los miembros de la familia Tengger, el apuesto Joko Segger, que ayudó a los súbditos del rey en la malvada trampa al gigante.

templo-Bromo

Bromo es uno de los volcanes más activos de la isla de Java. Este volcán ha entrado en erupción unas 50 veces en los últimos 235 años.

  • LAS COMUNIDADES HINDÚES DEL MONTE BROMO

Cuando el gran imperio Hindú de Majapahit cayó en manos del Islam en el siglo XVI, los aristócratas huyeron a Bali, pero hubo un grupo de rezagados que se refugiaron en la cordillera Tengger, y allí siguen todavía los descendientes de aquellos príncipes hindúes, que siguen venerando a sus dioses en el templo hindú que se sitúa a las faldas del volcán, en el infinito mar de arena negra.

atardecer-en-el-volcán-Bromo-templo

Estas comunidades continúan adorando a los espíritus que habitan en el interior del volcán, en su afán de apaciguarlos cada día, con numerosas ofrendas, para que no despierte nunca más. La comunidad Tengger, de rostros curtidos y pareos desgastados desafían cada día, a caballo, las frías temperaturas de esta ardiente montaña.
atardecer-en-el-volcán-Bromo-excursión

Los Tengger,  descendientes de los Príncipes Mahapahit, forman una población de 600.000 personas practicantes del hinduismo, dispersos en unas treinta aldeas aisladas entre las montañas. Son básicamente agricultores o pastores nómadas con una forma de vida sencilla, y unos rasgos físicos muy similares a los tibetanos. Un pequeño contraste en una isla habitada en su mayoría por los hijos del Islam

tour-Bromo

Llegar allí no fue tarea fácil, nos supuso varias horas de carreteras de curvas interminables, rodeando montañas y terrazas de arrozales.  Cuando por fin llegamos al pueblo desde que se realiza el ascenso (Cemoro Lawang),  y con el estómago del revés, un jeep nos esperaba para realizar el último tramo alpino. Mi hijo se había pasado durmiendo todo el trayecto, y afortunadamente no se enteró del calvario del camino, especialmente en tramo final donde la carretera era prácticamente intransitable e inexistente, y sólo se podía recorrer con vehículos de tracción 4×4.

parque-bromo

Pero una vez llegas allí, el increíble paisaje lunar hace que olvides la odisea del viaje: El mar de arena de lava se extiende ante tus ojos, mostrando un desierto sin vegetación, coronado por gigantes volcanes, y en el centro de la caldera, el increíble templo hindú que, de forma misteriosa, siempre se ha salvado de las numerosas erupciones del volcán. Una historia y un paisaje de cuento, que parece sacado de fuera de este mundo.

atardecer-en-el-volcán-Bromo-mar-de-arena

Allí te esperan los guías con los caballos para cruzar el mar de arena. Una vez cruzado, un tramo de escaleras infinitas conduce hacia la cima: hacia la conquista del gigante latente.

El ascenso hasta el cráter de Bromo es ya una experiencia inolvidable: puedes ver, literalmente, respirar a la tierra como en ningún otro lugar en el mundo, y cierras los ojos suplicando que no decida estornudar en ese momento. Asomarse al vacío es escuchar los rugidos de la tierra viva, latiendo y emanado nubes de tóxicos gases: Una experiencia única e impactante.

volcán-Indonesia

  • ATARDECER EN EL VOLCÁN BROMO

La actividad preferida por los turistas suele ser la contemplación del amanecer desde lo alto de la montaña Gunung Penanjakan. Pero nosotros fuimos a contracorriente, para evitar las grandes masas de turistas que se concentran para ver el espectáculo de la salida del sol, y preferimos ver el ocaso, un momento mágico del que disfrutamos en solitario. Para ello reservamos plaza en uno de los numerosos jeeps que parten de Cemoro Lawang, campamento base de todas las excursiones por el parque. El atardecer en el volcán Bromo es el mejor momento para evitar la riada de turistas, y poder explorar la zona sin prisas y en solitario.

640

TIP VIAJERO: Desde el campamento base de Cemorro Lawang, a unos 30 minutos en coche, se puede alquilar un caballo por 60.000 Rp (5 euros), para cruzar la llanura del mar de lava hasta la base de los 253 escalones que suben hasta el cráter del Bromo y contemplar sus maravillosas vistas.

Es completamente recomendable hacerlo a caballo, ya que hay momentos en los que la arena llega literalmente hasta las rodillas, como si de un desierto de arenas movedizas se tratara, haciendo el avance arduo y difícil. También conviene ir provistos de mascarillas porque el olor a azufre es muy fuerte. También hay lugareños que las venden allí. 

atardecer-en-el-volcán-Bromo-subir-al-volcán

La subida por las escaleras puede ser agotadora: la falta de oxígeno, los gases tóxicos, y las nubes de azufre te llenan los pulmones, y te sientes mareado, pero es la escalera hacia el cielo, y una vez llegas a la cima, las vistas te dejan sin habla, y todo se olvida.

atardecer-en-el-volcán-Bromo-tour

De repente, es como nos hubieran trasladado en el espacio-tiempo, y nos halláramos en otro planeta, en un paisaje sobrecogedor difícil de describir.

El ojo del volcán se abre ante tus pies, lagrimando vapores irrespirables y creando nubes infinitas, que impiden ver a unos centímetros delante tuya,  pero cuando el viento sopla en dirección contraria y las nubes tóxicas se alejan, el abismo se abre ante ti, descubriendo las entrañas de la madre tierra, en una infinita e impactante combinación de chillones colores. Es un espectáculo hipnótico que impone mucho respeto, y te hace sentir diminuto.

Indonesia-volcán

Los descendientes de las tribus Tengger creen que este lugar es un lugar sagrado, en el que su príncipe valiente sacrificó la vida. Para aplacar a los dioses, los locales ofrecen comida y ofrendas al dios elefante Ganesha, y a la boca del volcán. Nosotros también lo hicimos, pero el cráter sulfúrico en lugar de aplacarse, parecía enfurecerse cada vez más.

volcán-Java

El volcán estaba muy activo, y aunque en aquellos momentos lo desconocíamos, tan sólo unos días después todo este cinturón de fuego daría muestras grandiosas de su furia: El volcán Raung situado a poco más de 100 km del Volcán Bromo explosionaría causando el caos en el espacio aéreo de Asia, y la cancelación de cientos de vuelos, durante varios días, atrapando a miles de turistas en Indonesia. Nosotros también sufriríamos dichas cancelaciones por ese motivo, pero en aquel momento vivíamos ignorantes y felices disfrutando de la experiencia de haber coronado este increíble coloso.

atardecer-volcán-Bromo-Indonesia

Este épico lugar te transporta a un paisaje de ensueño y se siente una energía especial en él. El lugar es peligroso, no hay vallas salvo en la zona de las ofrendas, y un paso en falso supone el fin de todo.

volcán-Bromo-Indonesia

Contemplamos la belleza del espectáculo de la puesta del sol; sin duda la cumbre de este bello volcán es uno de los lugares más bonitos en Asia (y quizás del mundo) sobre el que se puede contemplar el atardecer a vista de pájaro: Los reflejos cálidos aumentaron la grandiosidad de la escena hasta hacerla imponente.

atardecer-en-el-volcán-Bromo

La luz se fue tornando cada vez más cálida, en matices inimaginables de amarillos, naranjas, y rojos encendidos hasta extinguirse nuevamente en frías, apagadas, y gélidas tonalidades; y al fondo, el cráter con su lava y sus fumarolas, siempre presentes, con su banda sonora parecida a los chirridos de una vieja máquina de vapor a punto de explotar.

Entonces, la temperatura se tornó helada, y decidimos que era momento de abandonar ese enigmático lugar. Existen caminos a extraños y fantásticos lugares, y es casi seguro que Bromo forma parte de algunos de ellos.

atardecer-volcán-Java

Retrocedimos sobre nuestros pasos, ya apenas había luz. Anhelábamos una buena ducha de agua caliente y una cama confortable para finalizar el día. Había sido un día exhausto, pero lleno de emociones y nuevas experiencias. El atardecer en el volcán Bromo, había sido uno de los momentos más destacados de nuestro viaje por Indonesia.

“El camino hacia la cima es, como la marcha hacia uno mismo, un camino en solitario”

(Alessandro Gogna).

Si quieres hospedarte en un lugar con encanto, y seguir disfrutando de la cultura javanesa, te recomendamos la lectura de la siguiente entrada:

hoteles-con-encanto-en-Java

  • Guárdame en Pinteres!.

Atardecer-en-el-volcán-Bromo