LOS ELEFANTES EN TAILANDIA:TAILANDIA CON NIÑOS

untitled

Elefantes-Tailandia

“Hasta que gozamos de la oportunidad de amar a algún animal, una parte del alma permanece dormida.”

(Buda)

elefantes-Chiang-Mai

 ELEFANTES EN TAILANDIA: UN VIAJE A TAILANDIA CON NIÑOS

LOS ELEFANTES EN TAILANDIA. LA LEYENDA: Cuenta la leyenda que quinientos años antes de la era cristiana en una hermosa noche de verano la reina Maya, una virgen dotada de gran belleza, recibió la visita de un elefante blanco. El animal entró en la cámara real llevando delicadamente en la trompa una flor de loto. Según una de las versiones, la reina Maya soñó que el elefante blanco que procedía de la Montaña de Oro la poseía. Los astrólogos del rey predijeron que Maya daría a luz un niño que sería emperador de la tierra y redentor del género humano. Nueve meses después de ese sueño, la casta reina dio a luz a Buda en los apacibles jardines de su palacio. Desde entonces, en el sureste de Asia se venera al elefante blanco de forma incondicional.

chiang-mai-excursiones-elefantes

Los elefantes en Tailandia: En Tailandia existe un vínculo muy fuerte con los elefantes. El elefante es, en su cultura, símbolo de fuerza, sabiduría y protección. El elefante es también el símbolo de la realeza tailandesa, y era la figura principal de la antigua bandera del país, y protagonista de muchas leyendas, como la formada en torno a la creación del templo más importante de Chiang Mai: Wat Doi Suthep.

Doi Suthep-elefante

Estatua homenaje al Elefante Real en el Templo de Doi Suthep en Chiang Mai

Cuentan que antes de que el gran tsunami de las navidades de 2004 arrasara las costas de Tailandia, unos elefantes que formaban parte de una excursión turística “lloraron la tragedia”: En una rápida reacción agarraron a los turistas con la trompa para subirlos sobre su lomo, y huyeron rápidamente tierra adentro, salvando así la vida a muchos de ellos. Después incluso, de la tragedia, y para acceder a la recuperación de los cadáveres, allá donde las excavadoras no llegaban, los elefantes de Tailandia, fueron utilizados para la misión.

elefantes-en-Chiang-Mai

El elefante es un animal muy inteligente, pero de naturaleza terca, y aunque en Asía se utiliza de forma habitual como mano de obra agrícola, pasados tres días de intenso trabajo, es misión imposible conseguir que sigan trabajando para el hombre.

excursiones-elefantes-en-Chiang-Mai

Según nos contaban, se debe dejar al animal varios días de descanso para volver a la dura rutina diaria pero, en aquellas terribles circunstancias, fue tal la inteligencia de estos animales, que de inmediato comprendieron la misión que se les había encomendado, y quisieron trabajar duro, algunos durante más de una semana seguida, hasta llegar incluso a la extenuación, con tal de cumplir el trágico cometido asignado. El elefante asiático es un animal leal de inmensa memoria e inteligencia, que muestra una lealtad a su dueño, como pocas se conocen en el mundo animal.

elefantes-en-Tailandia

CLAVES PARA VER ELEFANTES EN TAILANDIA (CHAING MAI)

#1. Una de las claves para visitar una reserva de elefantes en Tailandia, es buscar un centro de conservación donde no se explote a los animales, alejado de los típicos espectáculos de feria, y circos de animales turísticos.

No hay muchos centros en Tailandia dedicados a la protección y conservación de los elefantes asiáticos de una forma ética, y cuya finalidad no sea lucrarse económicamente con el turista.  Uno de los mejores lugares para ver elefantes en Tailandia, es en la provincia de Chiang Mai, al norte del país. Debemos buscar centros involucrados con elefantes en Tailandia, que hayan sido rescatados de abandonos, torturas, o abandono. En estos centros se les proporciona un hábitat natural, se les cuida, y se les da una segunda oportunidad de una vida saludable y segura.

elefantes-Chiang-mai

#2. Debemos saber que veremos a elefantes rescatados con historias traumáticas a sus espaldas: Muchos de ellos todavía tendrán secuelas físicas (y probablemente también psicológicas) del maltrato sufrido: las cicatrices, marcas y agujeros en su piel perforada por los ganchos afilados utilizados para la salvaje y violenta doma; desgraciadamente, una práctica  todavía muy común en muchas partes de Asia. Y sin embargo, todos ellos estarán ahí, tratando de volver a confiar en los humanos. No obstante, hay que ser precavidos, y seguir en todo momento las normas, y pautas de seguridad, que se establecen en el centro, y de las que seremos informados al comienzo de nuestra visita.

Chiang-Mai-ver-elefantes

#3. Los visitantes tienen la oportunidad de interactuar con los elefantes, alimentarles, y colaborar en su baño en el río, y aseo diario. Es una experiencia increíble, sobre todo si viajas con niños a Tailandia, como era nuestro caso. Estos centros dan la oportunidad a los visitantes de poder disfrutar de estas asombrosas y majestuosas criaturas en un hábitat natural; en la desafiante y emocionante misión para los más pequeños (y también mayores), de cuidar de ellos durante todo un día.

#4. Un dato muy importante a tener en cuenta es que en los centros éticos no se monta a los elefantes. En un día de visita podrás verlos, acariciarlos, y colaborar con sus rutinas diarias de alimentación, y baño diario, pero, por cuestiones éticas, nunca montarlos. Serás parte de la rutina de cuidados del centro con estos bellos animales, y del cariño recíproco que ellos te devolverán. Sin duda, será una de las experiencias más memorables de tu viaje a Tailandia.

Elefantes en Tailandia

CONCLUSIONES TRAS NUESTRA VISITA A UN SANTUARIO DE ELEFANTES EN TAILANDIA

  • Es una experiencia fabulosa para los niños, y para toda la familia en general, porque se aprende muchísimo sobre las costumbres de estos bellos animales. La hora del baño fue, sin duda, el momento más emocionante y divertido para los más pequeños, y también, para los que ya no lo somos..

elefantes-Tailandia-excursiones-con-niños

  • Es una de las mejores experiencias que hemos vivido, y la recomendamos a todos. Tailandia es un espacio abierto a la naturaleza, donde disfrutar e interactuar con los animales más increíbles. Una clase de ciencias y naturaleza en estado puro. Una clase en vivo para los niños, como nunca la van a vivir en la escuela.

Santuario-elefantes-Tailandia

  • Pasar un día con estos bellos animales, y compartir sus rutinas, enseñará a los más pequeños comportamientos de lealtad, gratitud, afecto, y sobre todo, a aprender a sobreponerse del dolor, la crueldad, y de las circunstancias más difíciles: Ejemplos increíbles de superación a seguir.

Puedes obtener más información de cómo realizar esta visita en uno de los santuarios de elefantes en Chiang Mai recomendados en el blog, siguiendo las pautas que hemos mencionado en el artículo, a través de la siguiente pestaña:  Centro ético recomendado para ver elefantes en Tailandia (Chiang Mai):

 

donde-ver-elefantes-en-Tailandia

OTRAS EXCURSIONES DE NATURALEZA EN TAILANDIA RECOMENDADAS EN EL BLOG DE OM VIAJES Y RELATOS

Si te gusta la naturaleza, y quieres ver elefantes en Tailandia en absoluta libertad, te recomendamos también visitar el Parque Nacional Khao Yai, muy cerca de Bangkok, donde disfrutarás de rutas de senderismo por la selva y de la observación de muchos animales: entre ellos, familias de elefantes en libertad. En nuestro artículo te contamos nuestra experiencia, y consejos prácticos para visitarlo.

“El Parque de Khao Yai, las selvas cercanas a Bangkok”.

Y por último, y también en Chiang Mai, una excursión de senderismo en la naturaleza recomendada, siguiendo la “Ruta de las Cascadas” es la que puedes hacer en el Parque Nacional Doi Inthanon, el punto más alto de Tailandia. Encuentra toda la información en el siguiente relato:

Doi Inthanon, las cumbres mágicas de Tailandia

Los elefantes en Tailandia: SI TE HA GUSTADO: GUÁRDAME EN PINTEREST!

excursión-elefantes

SEGURO MÉDICO RECOMENDADO PARA UN VIAJE A TAILANDIA

Seguros Iati, con total cobertura en español.  Haz click en el anuncio para más detalles. Además, por ser lector de nuestro blog obtienes un 5% de descuento en tu póliza médica y de viajes. Aprovéchalo 🙂