SALTO DEL ÁNGEL EN VENEZUELA: LA CASCADA MÁS ALTA DEL MUNDO

el-salto-del-Angel-Venezuela

“Perseguir tus sueños siempre será el viaje de tu vida”…

SALTO DEL ÁNGEL EN VENEZUELA

Salto del Angel en Venezuela: Cuando en la lejanía y a través de las ventanillas de nuestra avioneta pudimos vislumbrar El Salto del Ángel, la mítica columna de agua brotando furiosamente a través de las imponentes montañas (llamadas en este lugar Tepuyes, que significa “las casas de los espíritus“), admirables formaciones rocosas que emergen en medio de las vastas selvas en Canaima, al Sur del Orinoco venezolano, creímos sufrir una alucinación.

Habíamos viajado desde muy lejos para visitar uno de los sitios más increíbles y vírgenes del planeta: El Salto del Angel en Venezuela, el salto de agua más alto del mundo, que ahora se encontraba ante nuestros ojos y se precipitaba a una altura de un kilómetro perdiéndose entre las brumas y cayendo al vacío de forma grandiosa en las profundidades de la selva.

Salto del Angel en Venezuela

Habíamos intentado sobrevolar la zona aquella mañana, pero el vuelo tuvo que ser abortado por las adversas condiciones climatológicas. Hacía tan sólo unos días que un trágico accidente aéreo había sesgado la vida de unos turistas americanos y de su piloto, y había que extremar las precauciones.

Nos informaron de que quizás, por la tarde, podríamos tener suerte, pero el tiempo era tan cambiante en la zona que la situación no era garantizable, así que no éramos muy optimistas. Cuando por fin nuestro sueño se hizo realidad, nos creímos en una especie de ensoñación.

Salto-del-Angel-en-Venezuela-y-Parque-de-Canaima

La cascada Salto del Ángel se encuentra en el Parque Nacional de Canaima, en Venezuela. Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1994 y sin duda, uno de los sitios más espectaculares y más antiguos de la tierra. Según los geólogos, este lugar es incluso anterior a irrupción de la vida en el planeta: un vergel de la naturaleza formado por caudalosos ríos, selvas tropicales y caprichosas formaciones rocosas, resultado de millones de años de erosión. Esta zona ha sido también un imán para los aventureros desde hace más de 500 años, que ya buscaban el codiciado El Dorado en estas tierras salvajes.

La montaña del Infierno” y “La Garganta del Diablo” son los nombres con los que los indios pemones, nativos de estas tierras, bautizaron estas montañas tepuyes; y es que esta grandiosa catarata, siempre envuelta en un halo de misterio, alberga para los indios nativos los espíritus malignos que pueblan estas tierras, y en especial al malvado Tramán-Chita, el ser supremo del mal.

Salto-del-Ángel-Venezuela-cómo-llegar

La historia reciente, sin embargo, ha querido que sea un norteamericano llamado Jimmy Angel al que se le haya nombrado descubridor de esta grandiosa catarata. El piloto Jimmy Angel se estrelló en 1935 con su avioneta encima de la cima del Tepuy Auyan, y vivió para contarlo: Oficialmente era el primer ser humano que ponía un pie sobre esta montaña, y su suerte hizo que el salto se bautizara con su nombre: El Salto del Ángel.

Al fallecer dicho aviador, sus cenizas fueron esparcidas sobre el Auyan Tepuy, siguiendo su última voluntad.

avioneta-Canaima-tour

El piloto nos permitió acceder a la cabina de la avioneta.

Nuestra avioneta bimotor se fue acercando cada vez más a los tepuyes: Desde la ventanilla pudimos observar sus bordes casi geométricos y de cumbres planas formados por la erosión que le dan a este lugar esa originalidad tan especial, pero entre aquellas montañas de cimas planas, sin embargo, destacaban unas únicas y curiosas formaciones puntiagudas bautizadas con el inspirador sobrenombre de: “Los Dedos de Dios”.

Según avanzaba el vuelo, pudimos admirar a nuestros pies el río Caroní que, como una serpiente de tamaño infinito, cruzaba las profundidades de la selva; y de frente, por fin, el majestuoso Auyan Tepuy, la llamada Montaña del Diablo de la que nace el grandioso Salto del Ángel con su caída de agua de 979 metros, y que en época de lluvias puede alcanzar hasta los 1006 metros, según las últimas mediciones de la National Geographic Society.

selva-Venezuela

Vista aérea desde nuestra avioneta del río Caroní, el principal afluente del Río Orinoco.

De repente, la avioneta se giró inesperadamente y entonces sentimos que casi pudimos tocarlo, estábamos muy cerca de la enérgica caída del agua, que incluso salpicaba los cristales. La sensación de estar tan cerca de ese coloso natural es, sencillamente indescriptible: ante nuestros ojos se encontraban las escarpadas paredes del tepuy, de intensos verdes y variados matices de marrones pero casi ausentes de vida vegetal, debido a la violencia de la caída del torrente de agua: Toda la energía de la naturaleza en su máximo esplendor y un espectáculo para los sentidos. Estas son las fotos que pudimos capturar de “la Garganta del Diablo” desde la avioneta.

Salto-del-ÁngelVenezuela-Salto-del-Angel

La avioneta giró incluso hacia abajo, en una maniobra no exenta de peligro, para que pudiéramos admirar cómo el torrente rompía en una gran laguna en el suelo, y se precipitaban posteriormente en pequeños saltos de agua que regaban las fértiles y verdes llanuras de la selva: así pudimos ser testigos de la exhibición de uno de los espectáculos más imponentes y majestuosos por parte de la madre naturaleza que se pueden observar en el mundo: Imágenes grandiosas que todavía hoy guardamos en nuestra memoria, y a pesar de los años transcurridos, como si fueran de ayer mismo. Imágenes que muestran el poderío de la naturaleza, que enseñan lecciones de humildad, y que te hacen sentir diminuto…

Después de sobrevolar durante varios minutos este admirable capricho de la naturaleza, y muy a nuestro pesar, tuvimos que regresar al pequeño aeropuerto de Canaima, para así poder continuar nuestra aventura hacia la bonita Laguna de Canaima.

Laguna-Canaima-Venezuela

Cuando descendimos de la avioneta el intenso calor y la humedad se pegó de inmediato a nuestros cuerpos. Ante nuestra vista se extendía un lugar virgen, una vasta extensión de agua plagada de bellos saltos de agua de brillantes colores y bonitas estampas, de aquéllas que uno sólo contempla en las revistas de naturaleza, y que te hacen conectar de inmediato con la madre tierra.

Cascadas-Canaima-Venezuela-y-Salto-del-Angel

La excursión continuó con la visita a un poblado indígena cercano a la gran Laguna de Canaima. Allí comimos una rica comida local para luego embarcarnos en la curianas, las barcas indígenas artesanales de los indios kamaracotos, con los que exploraríamos de cerca las distintas cataratas de la laguna: el Salto del Sapo, de Ucaima, el salto de la Golondrina y el Salto de Guadaima. Llegamos también a las cercanías del fascinante torrente del Salto del Hacha que lucía con gran caudal e intensa furia debido a las potentes lluvias de aquella mañana. Era muy emocionante sentir la energía de la naturaleza tan cerca.

salto-hacha-Venezuela

Viajar a Canaima es transportarse a otro mundo, a un mundo que antes de venir aquí, sólo pensabas que existía en el mundo de los sueños, con escenas de naturaleza que parecen sacadas de los tiempos del Jurásico.

Indio-Kamaracoto-Venezuela

Indio kamaracoto, nuestro guía en esta aventura.

La laguna es roja en las zonas de la playa, un dato que nos llamó especialmente la atención, y esto es debido a la riqueza en minerales de sus aguas, según nos explicaron. Tras un trayecto de varios minutos desembarcamos en la playa de la laguna para hacer un pequeño trekking que nos llevaría hasta el siguiente punto culminante de nuestro viaje: atravesar el increíble Salto del Hacha por el interior de la cascada. Pero antes subiríamos a la parte de arriba de la cascada, para contemplar las bellas vistas que nos ofrecía La Sabana desde aquel lugar tan especial.

Una vez admirado el paisaje, descendimos para continuar con la segunda parte de la expedición y la más arriesgada: atravesar la cascada desde dentro y sentir su furia.

Salto-del-Hacha

“Las entrañas” del caudaloso Salto del Hacha.

El Salto del Hacha es la cascada más fiera de Canaima. Atravesar durante varios minutos las entrañas de esta caudalosa cascada es un “subidón” de adrenalina y una de las experiencias más increíbles que hemos experimentado en nuestros viajes.

Para hacer la travesía tienes que agarrarte a las cuerdas que marcan el sendero y por supuesto, no salirte de éstas. En época de lluvias, la cortina de agua arrasa con toda su fuerza todo a su paso y, salirte del camino es, simplemente, un suicidio. Nos contaron que, un mes antes de nuestra visita, una turista francesa se salió del sendero marcado y fue arrastrada ferozmente por la corriente. Su cuerpo no fue encontrado hasta días después, a cientos de kilómetros del lugar: nunca hay que subestimar el poder de la naturaleza.

Venezuela-Blog-Viajes

Traspasar la catarata por su interior es una experiencia mágica: El ruido del agua cayendo a 1000 por hora es ensordecedor. A través de la cortina de agua no puedes ver nada, incluso hay algunos tramos en los que no puedes ni abrir los ojos de la fuerza con la que brota el agua: Un paseo de 200 metros detrás de una cortina de toneladas de agua que cae apenas unos centímetros de distancia de ti. Es una experiencia emocionante, única, e increíble.

Salto-del-Hacha

Después de tener las emociones a flor de piel cruzando el Salto del Hacha, hicimos otra caminata por la selva de observación de flora y fauna hasta llegar al campamento indígena, donde pudimos descansar y asimilar las intensas experiencias del día.

El parque Nacional de Canaima es un paraíso fluvial y selvático para todos los amantes de la naturaleza pura y virgen, amantes de la fotografía, y viajeros dispuestos a disfrutar experiencias diferentes en entornos de naturaleza salvaje.

Canaima

TIP VIAJEROS Y CONSEJOS PRÁCTICOS:

Cómo llegar: El acceso al Parque Nacional sólo es posible en avioneta. Una vez allí, el Salto de Ángel puede admirarse desde el cielo, en avioneta; o por tierra, remontando el río arriba en un tour de 3 días que combina las caminatas con la subida en curiana por el río, y pernoctando en la selva hasta llegar a la base del salto. Este último tour sólo es posible hacerlo en época de lluvias, cuando el río tiene caudal suficiente para ser remontado.

Cuándo ir: La mejor época para visitar el Parque Nacional de Canaima es en temporada de lluvias, cuando la catarata y las cascadas circundantes llevan más volumen de agua; pero también es la más complicada, pues las nubes, neblinas, y tormentas, pueden imposibilitar la visita. En época seca (de diciembre a marzo) suele estar acompañada de cielos despejados, pero el caudal es escaso o casi inexistente.

canaima-parque-nacional

Alojamiento: Afortunadamente, las restricciones a la edificación en el Parque Nacional de Canaima son rigurosas, así que los hoteles son inexistentes. Sólo existen pequeños campamentos y lodges, regentados generalmente por los indios pemones, que han encontrado en el turismo una nueva forma de vida. La mayor parte de los alojamientos se concentran cerca del aeródromo de Canaima.

Tip Viajero: También se puede organizar el tour desde otras zonas de Venezuela, como hicimos nosotros durante nuestra estancia en Isla Margarita: En “Playa El Agua”, probablemente la zona más turística de Isla Margarita, existen numerosas agencias que ofertan estas excursiones en tours que varían su duración entre uno y tres días generalmente e incluyen los traslados en avioneta, el seguro, y las entradas al Parque Nacional (unos 10 $).

playa-El-Agua-Isla-Margarita

“Playa El Agua”, Isla Margarita.

Curiosidades: Este escenario único ha inspirado a Hollywood, y ha sido protagonista de películas de animación recientes, tales como “Avatar”, que en la película recibe el nombre de Pandora, o “Up” de la factoría Pixar, también inspirado en el Salto del Ángel y en el Parque Nacional de Canaima.

avatar

Fotograma de Avatar (cortesía de Wikipedia.org).

En la película “Más Allá de los Sueños”, el malogrado actor Robin Williams se lanza desde lo más alto de la caída de agua, en una escena llena de magia.

El Salto del Ángel, la caída de agua más alta de la tierra, con 979 metros, 17 veces más alta que las Cataratas del Niágara, es un lugar donde lo real se convierte en magia y leyenda: Uno de los lugares más asombrosos y únicos del planeta, que enamorará incluso al viajero más escéptico.

 

Un lugar para regresar una y otra vez, aunque sea a través de los sueños…

mapa1

GUÁRDAME EN PINTEREST!

 

[sbscrbr_form]