TAILANDIA CON NIÑOS: LOS ELEFANTES DE TAILANDIA

untitled

Elefantes-Tailandia

“Si dejas salir todos tus miedos, tendrás más espacio para vivir todos tus sueños”…

UN VIAJE A TAILANDIA CON NIÑOS:

Cuenta la leyenda que quinientos años antes de la era cristiana en una hermosa noche de verano la reina Maya, una virgen dotada de gran belleza, recibió la visita de un elefante blanco. El animal entró en la cámara real llevando delicadamente en la trompa una flor de loto. Según una de las versiones, la reina Maya soñó que el elefante blanco que procedía de la Montaña de Oro la poseía. Los astrólogos del rey predijeron que Maya daría a luz un niño que sería emperador de la tierra y redentor del género humano. Nueve meses después de ese sueño, la casta reina dio a luz a Buda en los apacibles jardines de su palacio. Desde entonces, en el sureste de Asia se venera al elefante blanco de forma incondicional.

chiang-mai-excursiones-elefantes

Tailandia con niños: En Tailandia existe un vínculo muy fuerte con los elefantes. El elefante es, en su cultura, símbolo de fuerza, sabiduría y protección. El elefante es también el símbolo de la realeza tailandesa, y era la figura principal de la antigua bandera del país.

Cuentan que antes de que el gran tsunami de las navidades de 2004 arrasara las costas de Tailandia, unos elefantes que formaban parte de una excursión turística “lloraron la tragedia”: En una rápida reacción agarraron a los turistas con la trompa para subirlos sobre su lomo y huyeron rápidamente tierra adentro, salvando así la vida a muchos de ellos. Después incluso, de la tragedia, y para acceder a la recuperación de los cadáveres, allá donde las excavadoras no llegaban, los elefantes fueron utilizados para la misión.

qué-ver-y-hacer-en-Tailandia-con-niños

El elefante es un animal muy inteligente pero de naturaleza terca, y aunque en Asía se utiliza de forma habitual como mano de obra agrícola, pasados tres días de intenso trabajo, es misión imposible conseguir que sigan trabajando para el hombre.

Según nos contaban, se debe dejar al animal varios días de descanso para volver a la dura rutina diaria pero, en aquellas terribles circunstancias, fue tal la inteligencia de estos animales, que de inmediato comprendieron la misión que se les había encomendado y quisieron trabajar duro, algunos durante más de una semana seguida, hasta llegar incluso a la extenuación, con tal de cumplir el trágico cometido asignado.

Cuando nos contaron estas historias conmovedoras en el Centro de Rescate de Elefantes Elephant Park en Mae Taeng cerca de Chiang Mai,  nos emocionamos. El elefante es un animal leal de inmensa memoria e inteligencia, que muestra una lealtad a su dueño como pocas se conocen en el mundo animal.

Este santuario de elefantes alejado de los típicos espectáculos de feria y circos de animales, está dedicado a la protección y conservación de los elefantes asiáticos, particularmente de los elefantes de Tailandia que han vivido siempre en cautividad pero que han sido maltratados, torturados, o abandonados por sus dueños. El centro les proporciona un hábitat natural, se les cuida, y se les da la oportunidad de una vida saludable y segura.

Todos los elefantes del santuario tenían historias traumáticas: Algunos habían sido rescatados de circos, otros de trabajos forzados, espectáculos callejeros o, incluso, de una muerte segura. Todos ellos eran animales maltratados que merecían una segunda oportunidad. Muchos de ellos todavía tenían secuelas físicas (y probablemente también psicológicas) del maltrato sufrido: las cicatrices, marcas y agujeros en su piel perforada por los ganchos afilados utilizados para la salvaje y violenta doma; desgraciadamente, una práctica  todavía muy común en muchas partes de Asia. Y sin embargo, todos ellos estaban ahí, tratando de volver a confiar en los humanos.

El centro se financia con la visita de los visitantes que tienen la oportunidad de interactuar con los elefantes, alimentarles, y colaborar en su baño en el río, y aseo diario. Una experiencia increíble, sobre todo si viajas con niños a Tailandia, como era nuestro caso, ya que pueden disfrutar de estas asombrosas y majestuosas criaturas en un hábitat natural, en la desafiante y emocionante misión para los más pequeños de cuidar de ellos durante todo un día.

Pero si hay una figura clave en todo ese proceso esa es la figura del mahout. Un mahout es aquella persona que maneja y conoce a un elefante. La palabra mahout proviene del hindi mahaut y mahavat: una palabra que expresa los lazos entre el cuidador y el animal, y que perduran de por vida.

viajar-a-Tailandia-con-niños-campamento-elefantes

Se trata de una profesión que se remonta varios siglos atrás y que genera un vínculo entre el elefante y el humano. Un vínculo que se construye a lo largo de muchos años de confianza e interacción con el animal. Todavía hoy, en algunos lugares de Asia, los mahouts continúan dedicando sus vidas, como si de un miembro más de su familia se tratara, al cuidado íntegro de estas inteligentes e inspiradoras criaturas.

Viendo la conexión de los mahouts con los elefantes, enseguida me di cuenta de que se trataba de gente muy especial, con un don natural hacia estas criaturas que no todo el mundo posee. De procedencia en muchos casos, tribal y aislada, en Tailandia muchos mahouts hablan su propia lengua, viven en las montañas, y poseen costumbres propias heredadas de generaciones anteriores en la que sus vidas con los elefantes lo es todo.

elefantes-Chiang-mai

Los elefantes tienen una vida longeva, de entre 60 y 70 años, y muchísima memoria. Si haces daño a un elefante, lo recordará toda su vida, y quién sabe si algún día podría utilizarlo en tu contra. La mayoría de los asesinatos de humanos provocados por elefantes se producen por ese motivo.

Tailandia-con-niños-los-elefantes-de-Tailandia

Es una experiencia fabulosa para los niños, de la que aprenderán sobre las costumbres de estos bellos animales y colaborarán en las rutinas diarias de alimentación y aseo. La hora del baño, es sin duda, el momento más emocionante y divertido para los más pequeños y también, para los que ya no lo son…

elefantes-Tailandia-excursiones-con-niños

Es una de las mejores experiencias que hemos vivido y la recomendamos a todo el mundo, especialmente si viajas a Tailandia con niños. Tailandia es un espacio abierto a la naturaleza donde disfrutar e interactuar con los animales más increíbles. Una clase de ciencias y naturaleza en estado puro como nunca la van a vivir en la escuela.

Pasar un día con estos bellos animales y compartir sus rutinas enseñará a los más pequeños comportamientos de lealtad, gratitud, afecto, y sobre todo, a aprender a sobreponerse del dolor, la crueldad y de las circunstancias más difíciles. Sin duda, increíbles ejemplos de superación a seguir.

Puedes obtener más información de esta visita a través del siguiente enlace: Tailandia con niños:

VISITA AL ELEPHANT PARK DE CHIANG MAI

Tailandia con niños

“Hasta que gozamos de la oportunidad de amar a algún animal, una parte del alma permanece dormida.”

( Buda)

Si te gusta la naturaleza, o viajas a Tailandia con niños, te recomendamos también visitar el Parque Nacional Khao Yai, muy cerca de Bangkok, donde disfrutarás de rutas de senderismo por la selva y de la observación de animales en libertad. Pincha en el enlace para más información:

“El Parque de Khao Yai, las selvas cercanas a Bangkok”.

khao-yai-parque-nacional-Tailandia

Tailandia con niños: GUÁRDAME EN PINTEREST!

Tailandia-con-niños

 

[sbscrbr_form]